De tapas (XVI)

Las croquetas, junto con las tablas de Bodegas Castañedas es lo que a mí más me gusta. Estas dos croquetas, que son bien hermosas, cuestan sobre 1€, y hay que decir que casi casi estás comido.

Receta:
Pollo restante del puchero
Cebolla
Harina
Caldo de pollo
Leche
Nuez moscada
Sal
Pimienta
Huevo
Pan rallado

Elaboración:
En una sartén vamos a poner 3 cucharadas de aceite y vamos a pochar media cebolla en trozos muy pequeños junto co un poco de sal y pimienta molida.
Una vez pochada la cebolla añadimos los restos de pollo muy troceados y lo salteamos todo, más que nada para que tome temperatura.
A continuación vamos a preparar una bechamel sobre el pollo y la cebolla.
Añadimos 2 ó 3 cucharadas de harina (dependiendo de la cantidad de carne que tengamos, ésto se ve a ojo) y removemos bien a fuego lento para que se vaya haciendo.
Una vez hayamos cocido la harina le vamos a poner un vaso de caldo de pollo, del puchero o de bote, que ya tendremos preparado con anterioridad o bien, agua con una pastilla de caldo concentrado disuelta.
Removemos bien todo para que vaya ligando, probamos y añadimos sal si fuese necesario.
A continuación le añadimos un vaso de leche y un poco de nuez moscada y continuamos removiendo.
Siempre a fuego medio bajo y sin dejar de remover.
Cuando veamos que la masa resultante toma consistencia y se separa sola de la sartén, es el momento de apagar el fuego y sacarla a un bol para allí dejarla enfríar.
Una vez fría la masa, vamos haciendo las croquetas, yo las hago con dos cucharas, dándoles forma, pero cada uno la puede hacer como más fácil le resulte.
Pasamos las croquetas por huevo y pan rallado, y por último las freimos.

Croqueta, manjar donde los haya.

Imprimir